TRATAMIENTO PARA LA HIPERHIDROSIS

El tratamiento del sudor con botox es sencillo y prácticamente indoloro. Se lleva a cabo mediante unas microinyecciones de toxina botulínica que se aplican en las glándulas del sudor a que se localizan a nivel muy superficial. Las zonas más comunes de aplicación de este tratamiento son en las palmas de las manos, las axilas y la planta de los pies.

REGALA BELLEZA

Belleza, Salud y Bienestar

    ¿TIENES DUDAS? ¿QUIERES SOLICITAR UNA CITA?

    CONSULTANOS